Avisar de contenido inadecuado

Elvis Presley "El REY"

{
}

Elvis Presley es uno de los más grandes de la música mundial, y en esta página quiero rendirle un tributo de reconocimiento y de admiración. El porqué de este tributo a Elvis Presley es muy sencillo: fue, y todavía sigue siendo, el rey del rock'n roll, que un nefasto 16 de agosto de 1977 nos dejó para siempre.

 

Cuando Elvis Presley saltó al éxito, lo hacía empujado por una nueva generación repleta de problemas, de frustraciones, de pequeñas y enormes causas para rebelarse. Los jóvenes americanos de los años cincuenta vivían las contradicciones y la podredumbre de una sociedad que les sonreía desde las bocas almibaradas de Bing Crosby o Dean Martin. Sin embargo, era la guerra fría, era la caza de brujas, era una inmensa conspiración que no permitía ver más allá de esos síntomas.Tal vez por ello el rock and roll ha representado en nuestro siglo más que una simple moda musical. Ha sido la ruptura con todo lo anterior dentro del único terreno que permanecía accesible: la estética. El rock fue el eje alrededor del cual giraron como un torbellino muchos de los tabús intocables de una sociedad puritana e hipócrita.

Sexo, violencia, sinceridad descarnada, la voz elevada a grito, vestimentas provocativas, falta de respeto a los mayores, eran utilizados como nunca antes por los jóvenes para demostrar su rechazo. Es evidente que quien llevara a sus últimos extremos todo lo anterior habría de convertirse en ídolo. Y ese ídolo fue ELVIS. Él fue el primero en hacer lo que nadie, aparte de los negros, hacía. Elvis fue un intérprete, un cantante privilegiado que supo reunir en una combinación original formas blancas (country) y elementos de ascendencia negra (gospel, spirituals, rithm & blues). Su voz era capaz de realizar las más increíbles inflexiones.  

Se le escuchaba a punto de caer al suelo agotado, pero volvía a elevarse moviendo su cuerpo, inagotable y eléctrico. Su presencia en escena era todo lo descarada que podría esperarse, y su contoneo despertaba los incipientes instintos sexuales de una audiencia a la cual se dirigía en exclusiva.  Porque éste era otro de los puntos claves: Elvis era un joven para jóvenes, un ídolo extraído del mismo grupo al que destinaba sus canciones, sus desplantes, su tupé, sus trajes de cuero, todo cuanto poseía. Eso fue lo que un día le llevó a convertirse en «The  King ».

Ya en 1959, su disco It's now or never, grabado en Nashville, vendió 9 millones de copias, y Are You Lonesome Tonigh, 5 millones de copias. Entre 1961 y 1969, dedicó casi todo su tiempo al cine, rodando tres películas por año. Pero, para alivio de sus fans, reapareció en Las Vegas con renovados bríos, en una representación especial, en la que no faltó el todopoderoso tema de Chuck Berry, Johnny B. Goode.

  El movimiento por la paz que se apoderaba de América en los años sesenta alcanzó también a Elvis, que grabó una versión casera del Blowin' in the wind, de Dylan, y otra mucho más elaborada de Simon & Garfunkel, Bridge over troubled water.

En 1969, daría la vuelta al mundo la canción de denuncia social In the ghetto ; en ese mismo año grabó el que sería su último número uno, en disco pequeño, Suspicious Mind.

Más de mil actuaciones se suceden en los años siguientes. Vuelve a triunfar con Aloha from Hawaii, y, finalmente, tres años antes de su muerte, cantó en la gala de Michigan la famosísima My way.

Todo un carácter, Elvis expresó y cantó a una generación, pero su talento y su fuerza permanecen vivos e intactos en un lenguaje eterno, el de la música, que seguirá encantando y deleitando a las nuevas generaciones.

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Elvis Presley "El REY"

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.